Casos de éxito

Oh! Plata, en busca del empoderamiento femenino y artesanal mexicanos

«Cada una teníamos, literal, $5,000 en el bolsillo. Empezamos con nuestras hermanas, primas y amigas, ésa fue nuestra primera red».

Oh! Plata, en busca del empoderamiento femenino y artesanal mexicanos

La historia se empezó a escribir en 2011. Cynthia Ortega y Andrea Hernández visitaron Taxco. Ahí surgió la idea. “Cada una teníamos, literal, $5,000 en el bolsillo. Empezamos con nuestras hermanas, primas y amigas. Ésa fue nuestra primera red. De esta manera empezamos a crecer paulatinamente”, cuenta emocionada Cynthia al iniciar OH! Plata, el proyecto que busca vender plata de manera flexible. El hilo conductor siempre será consolidarse como una opción para las mujeres que buscan un ingreso adicional con un producto atractivo y original, según cuentan sus fundadoras.

A ensayo y error

Del otro lado, de los proveedores, las dos emprendedoras se lanzaron a hacer sus primeros trabajos de campo. Empezaron a tejer la red con los artesanos de plata que cuadraban con sus expectativas. ¿La característica? Ser responsables, entregar calidad y adaptarse a los diseños requeridos. Hoy son casi 25 artesanos de la plata los que conforman la cartera de proveedores de OH! Plata.

El ganar-ganar

Cynthia y Andrea lo tienen claro. Buscan un beneficio justo en este triángulo de negocio. “A los artesanos no les regateamos. Les pagamos lo justo, lo que ellos ya tienen establecido. En cuanto a nuestras socias, quienes regularmente nos contactan por redes sociales, nos interesa que estén satisfechas y que se sientan seguras, tanto de lo que están vendiendo como de lo que van a ganar. Incluso aunque sea clara la volatilidad del dólar, nosotras respetamos los precios. Sabemos que la utilidad será variable, pero nos interesa ser congruentes”, relata Andrea.

Cynthia Ortega y Andrea Hernández.

Así funciona OH! Plata

  1. Contacto por parte de la candidata, por redes sociales o teléfono
  2. Concertamos una presentación de negocio
  3. De esta manera, si a ellas les interesa, quedan dentro de OH! Plata

Para las fundadoras de esta marca, también embajadora de la plata artesanal mexicana, es importante que sus aliadas se sientan seguras. Por eso “la mayoría ya vendieron el producto u otro. También existen quienes son nuevas en el giro, pero les va bastante bien; a ellas les llamamos historias de satisfacción. Eso nos ha llevado a contar al momento con una red de mujeres de entre 20 hasta 70 años”, destacó Andrea.

Oh! Plata cuenta actualmente con 65 mujeres inscritas, de las que 50 son consideradas constantes (con pedidos recurrentes, más activas). “Al final de cuentas lo relevante para nosotras también es escuchar a nuestras aliadas decir: ‘Jamás pensé poder hacer esto [vender]’. Porque tenemos el perfil de mujeres que trabaja para subsidiar a su familia, y a quienes lo hacen porque quieren hacer otra actividad en su vida. Al final de cuentas nuestro fin es el mismo: empoderarlas.

“Y lo mismo pasa con los artesanos. Buscamos que se respete su trabajo. El compromiso que hacemos con ellos es enorme. Nos importa que se note que ellos adquieren también un beneficio, al igual con nuestras aliadas. Es ésa la filosofía y el sustento de OH! Plata”, puntualizó Cynthia.

TEMAS