Casos de éxito

Esta fintech hace que con 10 pesos se puedan recibir remesas de EU

La Ley Fintech que se está discutiendo en México no nos afectaría. Nuestro modelo de negocio ya está apegado a las leyes actuales.

Esta fintech hace que con 10 pesos se puedan recibir remesas de EU

El fundador, quien ahora ya no se encuentra en el equipo, es físico. Un día, cuando veía cómo se formaban los mexicanos en Estados Unidos, para enviar dinero a sus paisanos, se preguntó: ¿por qué no usar la infraestructura bancaria ya existente para facilitar y hacer más baratas, esas remesas?

“Todos los proyectos de emprendimiento están, normalmente, enfocados en quienes envían el dinero. Pero nadie se había puesto a pensar en quienes lo reciben. De esta manera patentamos a Poni, la fintech que gracias a los socios en Estados Unidos y a Comex en México, hace que los paisanos mexicanos reciban las divisas con sólo comprar una tarjeta de 10 pesos y retirar en los cajeros que están puestos en esta tienda de pinturas”, cuenta Gricha Raether Palma, director general de Poni en nuestro país.

                                 «La Ley Fintech que se está discutiendo en México no nos afectaría. Nuestro modelo de negocio ya está apegado a las leyes actuales»

El modelo de negocio

Poni lo tiene claro, además de crecer, les interesa que los mexicanos se sientan beneficiados con el dinero que reciben de sus familiares que les envían desde Estados Unidos. Y es que, según Gricha, el terreno de las remesas en México está acaparado por mujeres receptoras de entre 45 y 55 años; clase social C y B. De ellos, cerca del 55% no están bancarizados. Se manejan únicamente con dinero en efectivo.

“Todos ganamos. Los socios en EU pagan la comisión por instalar sus cajeros en las tiendas Comex. Nosotros nos encargamos de instalar, paulatinamente, éstos en las 50,000 sucursales de la franquicia de la tienda de pinturas. Estadísticamente las remesas se suelen invertir en construcción, por lo que Comex saldría ganando también en sus ventas”, afirma Raether.

Así funciona

1. El Beneficiario en México compra su tarjeta Poni por 10 pesos en cualquier tienda de pinturas Comex, Círculo K, Súper K o tiendas regionales como Hy Bye o Farmacias la Generosa.
2. La persona en Estados Unidos, va a cualquier tienda Barri, Dinex o RIa para hacer la transferencia de manera regular, solicitando que el cobro del dinero sea a través de cajero automático con Poni .
3. El receptor o beneficiario en México recibe en un mensaje en su celular, con la notificación del envío y un código de hasta 12 dígitos el cual funciona como PIN en el cajero.
4. El beneficiario acude a cualquier cajero automático, inserta su tarjeta Poni, digita el número de NIP asignado, y retira el monto total (el cajero va a mostrar un cobro de comisión, ésta se acepta y al final la cantidad se retira completa). Poni absorbe la comisión.

El futuro

Gricha Raether asegura que el siguiente paso para Poni está en Centroamérica. “Sigue expandirnos en más estados del país. Después vamos por Guatemala y la expansión por aquella región del continente”, puntualizó.

TEMAS