Fondo Emprendedor

¿Qué pasará con el emprendimiento en México después del INADEM?

Todas las economías desarrolladas y referentes de innovación, cuentan con organismos que promueven y apoyan el emprendimiento.

¿Qué pasará con el emprendimiento en México después del INADEM?

Con el aporte del gobierno en la promoción del emprendimiento, se creó el escenario ideal para todo aquel que quisiera emprender.

Veinte días después de que el gobierno de Andrés Manuel López obrador iniciara actividades de manera oficial, la titular de la Secretaría de Economía (SE), Graciela Márquez Colín, confirmó lo que ya mucho se rumoraba dentro del sector del emprendimiento en México: la desaparición del Instituto Nacional del Emprendedor, INADEM.

En su lugar, se anunció la creación de la Unidad de Innovación y Promoción (UNIPRO), que será el área del gobierno responsable de promover la innovación y el desarrollo empresarial a nivel meso y microeconómico.

 México, crecimiento exponencial

El INADEM, que había entrado en operación en enero de 2013, durante la gestión de Enrique Peña Nieto, tenía el objetivo de instrumentar, ejecutar y coordinar la política nacional de apoyo tanto a emprendedores como a las micro, pequeñas y medianas empresas (pymes), impulsando su innovación, competitividad y proyección en los mercados nacionales e internacionales. La finalidad era contribuir al fortalecimiento económico de México y promover el desarrollo empresarial.

Era un organismo que daba continuidad y fortalecimiento al Fondo Pyme. Desde 2004 impulsaba a este tipo de empresas. Durante la última década se ha vivido un crecimiento exponencial en el ecosistema de emprendimiento en el país.

De acuerdo con la OCDE, México es el país de Latinoamérica con el mayor progreso y promoción en la creación de nuevos negocios (startups) en los últimos cinco años.

Esto se debe, en gran medida a que el INADEM durante ese tiempo, con un presupuesto anual promedio de 4 mil millones de pesos, promovió y facilitó el desarrollo del ecosistema, a través de fondos, programas, eventos y alianzas con distintas organizaciones.

Con base en los últimos reportes del Instituto, hoy se tienen registradas cerca de 240 incubadoras de negocios, 36 aceleradoras, 26 talleres de experimentación y prototipado (makerspaces). Son alrededor de 35 universidades las que proveen infraestructura para el desarrollo de nuevos negocios.

Los incentivos

Por su parte, el ecosistema de inversión para el emprendimiento (Venture Capital) creció significativamente: en 2008, sólo había tres fondos activos invirtiendo en startups. Para el 2012, el número había crecido a 14. Hoy existen cerca de 60 fondos activos.

Esto fue resultado de los esfuerzos del INADEM por atraer inversión extranjera e incentivar la creación de nuevos fondos en México. De acuerdo con la UNCTDA (Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo), México ocupa un lugar dentro de los 10 primeros países más atractivos para la inversión extranjera directa (FDI, por sus siglas en inglés).

Con el aporte del gobierno en la promoción del emprendimiento, se creó el escenario ideal para todo aquel que quisiera emprender.

Tan sólo el INADEM, apoyó a 4.4 millones de emprendedores y mipymes alrededor del país, que resultó en un estimado de 6 mil nuevas compañías y 73 mil nuevos empleos (Globl Startup Ecosystem Report).

Promovió el emprendimiento a nivel nacional con su evento anual: la Semana Nacional del Emprendedor; que tan sólo en su última edición, congregó a 220 mil asistentes.

Crear ciudades inteligentes

En la reunión del Comité Técnico Nacional de Emprendimiento del IMEF, del pasado 17 de diciembre, se tuvo como invitados a miembros del área responsable de emprendimiento en la Ciudad de México, SEDECO. Ellos comentaron que aún no se tiene definida con exactitud la forma en la que se apoyará al emprendimiento.

Por el momento, lo que pudieron comunicar, es que al menos en la Ciudad de México, la SEDECO será la responsable de esta encomienda y lo hará a través de centros de acompañamiento que estarán localizados en cada una de las alcaldías.

Su prioridad será impulsar proyectos que ayuden a la creación de ciudades inteligentes, de energías renovables, así como de economía social y solidaria: cooperativas. Por otra parte, el financiamiento de iniciativas y proyectos, se trabajará de manera transversal a través de las distintas Secretarías y la atracción de inversión extranjera, ahora será responsabilidad de las distintas embajadas.

Conclusiones

De acuerdo con el INEGI, existen en México cerca de 4 millones de pequeñas y medianas empresas, las cuales generan 72% del empleo formal y contribuyen con 52% del Producto Interno Bruto (PIB). Estas cifras nos hablan de la importancia que tiene en el desarrollo económico del país, el fomentar la creación de nuevas unidades económicas, así como el crecimiento y fortalecimiento de las mismas.

Todas las economías desarrolladas y referentes de innovación, cuentan con organismos que promueven y apoyan el emprendimiento. A pesar de tener muchas áreas de oportunidad por ser un Instituto de reciente creación, los actores que formamos parte de este sector, concordamos en que la labor que realizó el INADEM fue bastante significativa por las razones que mencioné anteriormente.

A pesar de esto y de la poca claridad de las nuevas iniciativas, todas las organizaciones que formamos parte de este gran ecosistema de emprendimiento: desde las incubadoras y aceleradoras, hasta la academia y los fondos de inversión, tenemos que trabajar en conjunto para apoyar a las nuevas instituciones.

Este gran ecosistema siempre se ha caracterizado por su disposición a la colaboración. Estoy seguro que, en conjunto, seguiremos impulsando el desarrollo económico y social de México, a través del emprendimiento.