Entrevista a directivo

«Mi mayor proyecto son mis dos hijas», director de Emprendimiento en Telefónica

La trayectoria de Miguel es amplia. Su experiencia como mentor, maestro y director global hacen cuestionarse a cualquiera cómo se puede llegar a ese nivel profesional sin perder de vista lo personal.

«Mi mayor proyecto son mis dos hijas», director de Emprendimiento en Telefónica

“Se trata de aprovechar mucho el tiempo. Enfocarse mucho y aprender a decir “no” a muchas cosas.

Se define como orgulloso padre de familia, antes que empresario y ángel inversionista. Con más de 15 años de experiencia en la creación de nuevas empresas basadas en tecnología con alcance global, Miguel Arias actualmente es el director global de Emprendimiento el Telefónica

Hoy habla, en exclusiva para KLIKA, sobre los desafíos y el porvenir del ecosistema emprendedor en el contexto de Wayra dentro del mercado en Latam.

La búsqueda por escalar
Después de haber sido nombrado director en 2018, Miguel Arias tuvo claro que lo primero que venía era la redefinición de metas y desafíos. Por ello, “lo que hemos hecho este año es definir, de manera más clara, cuál es la estrategia para Wayra.

“Hemos trabajado con muchas startups. Nos hemos dado cuenta de cuánto han madurado y de la misma manera observado el progreso en la sofisticación de sus sistemas hacia la redefinición en lo que están haciendo”.

Para lograr lo que hasta el momento tienen trazado, Arias asegura escalar es su ardid principal: “Al buscar startups, nos enfocamos en escalarlas en una fase inicial. El mayor valor que tenemos como corporación, no es el espacio. Menos el momento. Tampoco la inversión. Más bien es la capacidad de generar negocio con esas startups, acceso a clientes y al mercado.

Potencial global
Miguel lo tiene claro. Sabe sobre el potencial de Telefónica para ayudar a crecer: “Queremos apoyar en escalar. Las startups empiezan a trabajar en México, pero después se desplazan a Telefónica España. Entonces, nos interesa llegar al crecimiento de un ámbito local o internacional lo antes posible. Por ese motivo nos interesa poco la nacionalidad, menos de dónde vienen. Buscamos la expansión hacia lo internacional. Incluso si el proyecto llega a ser de México para México consideramos que perdemos parte de nuestro potencial”.

El contexto latinoamericano
Sobre la manera en la que Wayra vislumbra el panorama Latam, Miguel Arias pide echar un vistazo al contexto. “Estoy notando que hay muchas similitudes en el sistema de Madrid de hace cinco años. Veo redes de Business Angels, redes de inversión semilla. También veo redes de founders que se juntan para compartir experiencias. Founders extranjeros que invierten en el mercado local. Esto que tardó en España en llegar durante ese tiempo, a Latinoamérica llegará en dos años.

“Por eso soy optimista. Sé que habrá cada vez más incubación potente surgiendo desde Latam. Con más oportunidades de negocio y de inversión. 

La ventaja de México
Otra de las ventajas que resalta Arias es la cercanía de México con Estados Unidos. “Estoy viendo una cercanía muy fuerte a Estados Unidos. Que le da ese sabor muy cercano a Sillicon Valley. Aunque la parte negativa es que se pierde talento fácilmente. Pero soy optimista. Creo que en los próximos años veremos cada vez más inversores, más redes de capital semilla y mayor sofisticación”.

El valor de la innovación
Sobre la manera en la que Wayra elije a una startup cuando es replicada, y sobre todo, cuál es el proceso de elección para diferenciar lo que realmente tiene valor en términos de innovación, Miguel alude a una metáfora: “¿A qué quieres jugar? ¿A mantequilla dura o a mantequilla blanda? Si tú estás en un mercado muy competitivo (mantequilla dura) en el que es difícil meter el cuchillo para penetrar el mercado; con mantequilla dura lo más fácil para entrar es tener una fuerte innovación tecnológica.

“En el mercado de mantequilla blanda, al sur de Europa o en Latinoamérica, cuando haces copia de otro país y lo expandes rápidamente en la región. Entonces ambos modelos pueden coexistir”.

Cómo ser escuchado
El pitch es indispensable para que una startup pueda escalar su proyecto. No obstante, para Miguel hay un paso más fundamental: “Parecería que el pitch es la única solución para ser escuchado. Pero más que éste, hay que preguntarse: ‘¿cómo llego a ese inversor?’.

“Se trata de reducir la percepción de riesgo y aumentar la percepción de credibilidad que se tiene como emprendedor para el inversor. De ahí la clave es cómo has llegado hasta ese punto. ¿Quién te ha hecho la introducción?, ¿quién de la red o que persona que tú conoces te respeta y que también conoce a ese inversor respeta? Transfiere su credibilidad para que te escuchen”.

La agenda sustentable de Wayra
En cuanto al tema sustentable y los procesos que Wayra tiene sobre estas líneas, Arias hace un llamado a la disrupción tecnológica y los emprendedores. “Estamos apoyados por esta pasión de poder cambiar el statu quo. La dirección de sostenibilidad hace una convocatoria para startups en toda la huella que tengan proyectos con impacto social. Y ahí hacemos una inversión específica y financiamos pilotos”.

Miguel Arias, persona antes que director
La trayectoria de Miguel es amplia. Su experiencia como mentor, maestro y director global hacen cuestionarse a cualquiera cómo se puede llegar a ese nivel profesional sin perder de vista lo personal. Pero Arias es claro, contundente y hasta sorprendente: “Para llegar hasta donde ahora, lo primero que se requiere es una esposa. Como la mía. Que me ha apoyado muchísimo. Sería muy difícil tener una familia y hacer lo que hago si no hubiera una responsable de operaciones ayudándome.

Mi mayor startup o proyecto son dos niñas. Con esto, notoriamente es difícil conjugar todo: vida personal, proyectos… entonces ésa es la primera manera de apoyo. Y clave. “Se trata de aprovechar mucho el tiempo. Enfocarse mucho y aprender a decir “no” a muchas cosas. De lo contrario es muy difícil.

“Por eso es relevante usar herramientas para agilizar procesos. Echar mano de la tecnología que consume tanto tiempo, para aprender a administrar el propio para lo que se tiene que hacer a diario.

El valor de los mentores
Sabemos que para cualquier emprendimiento la mentoría es indispensable. Para Miguel es vital también: “Es muy importante. Al fin y al cabo, en la vida hay como distintos trajes que ponerte para ciertas situaciones. Y los mentores te dan los trajes. Por ejemplo, yo tengo estos trajes: el mentor fundamental en mi vida es mi padre, de hecho escribo en un blog que se llama “Emprender a golpes”.

¿Tú momento más satisfactorio?
Es muy personal. Fue cuando me salí de Carto. Me escribieron cartas sobre el impacto que había tenido en ellos. Y que no era sobre lo que les enseñaba de finanzas, gestión, etc. Más bien era sobre cómo les había enseñado a escuchar, a tener paciencia. Ésas son cosas que se adentran más en uno.

Un consejo a quien desea emprender o a directivos
Dos claves. A la primera le llamo: La perseverancia e inteligencia. Se trata de aprender de los golpes. Así se aprende. Pero cada golpe enseña algo.

La otra es que hay que orbitar entre otras tecnologías, sistemas o plataformas y entender cuál es tu papel, conectarte a ellos y adaptarse para crecer.

La invitación
“Vengan a conocernos. Conozcan nuestro nuevo espacio. Traigan muchos proyectos que tengan implementaciones tecnológicas. Vengan a trabajar con nosotros”.