Disrupción Global

La canción que se pudo concluir gracias a la IA después de 2 siglos

El proyecto “Unfinished Symphony” dio un vistazo a lo que la tecnología será capaz de aportar en un futuro. La IA logrará “potenciar la vida humana para llevarnos más allá de lo que muchas veces creemos que no es posible pero resulta ser humanamente posible.

La canción que se pudo concluir gracias a la IA después de 2 siglos

Popularmente conocida como la ‘sinfonía inconclusa’, que con algoritmos de Huawei y la composición de Luca Cantor, se completó luego de casi dos siglos.

Todo pasó la noche del 22 de marzo. La directora de orquesta mexicana Alondra de la Parra, más el poder de la inteligencia artificial (IA) hicieron vibrar los rincones del Centro Cultural Roberto Cantoral.

Se trató de una aportación del ambicioso proyecto de Huawei ‘Unfinished Symphony”. Y se presentó al público mexicano de la mano de la galardonada directora y la Orquesta Filarmónica de Las Américas.

“Ejercicio especial”

Por primera vez en la historia, la IA de un smartphone se utilizó para concluir una pieza musical de acuerdo con el estilo de su autor original. Se trata de la #8 del austriaco Franz Schubert. Popularmente conocida como la ‘sinfonía inconclusa’, que con algoritmos de Huawei y la composición de Luca Cantor, se completó luego de casi dos siglos.

Hace 197 años que el compositor dejó incompleta su pieza. Con sólo dos de los cuatro movimientos que habitualmente componen una sinfonía. Esto desató una conversación mundial entre los historiadores y expertos de la música. ¿Por qué nunca se terminó?

“Cuando me dijeron que querían terminar la sinfonía de Schubert, mi primera reacción fue: pero, ¿por qué? Ya es perfecta”, mencionó De la Parra en conferencia de prensa.

La directora aseguró que se trata de un “un ejercicio especial” que no pretende argumentar que la sinfonía ha sido terminada.”La sinfonía de Schubert seguirá inconclusa siempre”, subrayó.

Sin competencias ni rivalidades

A través de un análisis de timbre, tonalidad y tiempo de los dos primeros movimientos de Schubert, el modelo de IA de Huawei –potenciado por el poder del procesador NPU Dual del Huawei Mate 20 Pro–, generó las melodías de los dos movimientos restantes. Luego Cantor fue el responsable de curar y darle un sentido a esas melodías.

Como resultado final, la característica melancólica de la sinfonía fue llevada a algo más nostálgico y optimista hacia su final. “Sí hay una cohesión entre el tercer y cuarto movimiento (creados con la ayuda de IA) y los primeros dos. Hay momentos que suenan muy parecidos a lo que pudo haber sido con Schubert, pero hay otros que no. También está la voz de Lucas como compositor”, aseguró De la Parra.

Respecto al eterno ‘cuestionamiento’ entre los límites de la tecnología y el arte, la directora mexicana argumenta que la inteligencia artificial nunca podrá lograr lo que la creatividad y el talento humano. “Quizá me desdigan algún día, espero que no. Pero el ser humano es irremplazable”, concluyó.

El proyecto “Unfinished Symphony” dio un vistazo a lo que la tecnología será capaz de aportar en un futuro. La IA logrará “potenciar la vida humana para llevarnos más allá de lo que muchas veces creemos que no es posible pero resulta ser humanamente posible”, puntualizó el director de Relaciones Públicas de Huawei CBG, Latinoamérica, David Moheno.

«Escucha aquí la sinfonía de Schubert»